Aude Bauguin: Padre, usted viaja dentro de algunos días a Filipinas. ¿En cuáles ciudades estará y cuáles comunidades visitará?

P. Jean-Michel Amouriaux : Sí. Es una alegría para mí encontrarme de nuevo con los Eudistas y a los candidatos filipinos. El primer contacto que tuve con ellos quedó muy presente en mi memoria, y se tejieron buenas relaciones desde hace algunos meses. Voy a Manila y ciertamente me quedaré allí, en la comunidad de formación, pero iré también al centro espiritual Eudista y a las parroquias donde ejercen los Eudistas; espero también poder salir de Manila y visitar la casa de las Hermanas Contemplativas del Buen Pastor. ¡En general, el programa de mis estancias está establecido por los hermanos, y me dejo conducir por ellos!

Usted ya visitó esta región al inicio de su mandato como General: ¿Por qué regresa nuevamente allí?

Efectivamente fui a Filipinas en abril pasado en el marco de la visita canónica con vistas al nombramiento del Superior provincial. Entonces había dicho que volvería, con más tiempo, para encontrar a nuestras Hermanas del Buen Pastor y también a las Hermanitas de los Pobres. Intervendré en el marco del tiempo especial de formación eudista, transmitiendo lo que percibo de la espiritualidad de san Juan Eudes, en particular bajo el ángulo de la cristología de nuestro Fundador. Vengo también en un marco preciso desde la Asamblea que le pidió al Consejo general comprometerse más sobre el futuro de esta fundación. En nuestra jerga interna, hablamos de proyecto de Congregación, lo que implica un compromiso directo del Consejo general, para discernir con los interesados las vías de futuro, las necesidades de formación, las implicaciones económicas… El proyecto de Congregación ha sido confiado a la Provincia de América del Norte que invirtió mucho desde hace 12 años, en conexión con otras Provincias, tanto sobre el plan financiero como el plan del personal. Hay actualmente un colega de los Estados Unidos y otro de Benin. Compromisos financieros se prosiguen, asegurados por la Provincia y por la administración general, y por la comunidad local. En concertación con los interesados del lugar, con el Superior y el Consejo de esta Provincia cumpliré esta investigación para el futuro. Estamos en el momento en una etapa importante de la vida de esta fundación, porque el crecimiento del número de Eudistas en Filipinas requiere de poner elecciones: Para los establecimientos misioneros en el marco de nuestro carisma, para encontrar fuentes de financiación para asegurar progresivamente la autonomía, para procurar inculturar la vida eudista en Filipinas.

La causa del doctorado avanza: un sitio web ha sido inaugurado: ¿Cómo va la difusión de la espiritualidad eudista en Filipinas? ¿Ya hay asociados eudistas allá?

De manera interesante, veo que el libro de Mgr. Luc Crepy y de la Hermana Marie-Françoise Le Brizaut ha sido traducido en inglés y editado por los filipinos, con prefacio del Cardenal Tagle, el arzobispo de Manila. Es un signo prometedor, mostrando las posibilidades de producción en lengua inglesa. Es en efecto un gran desafío para nosotros producir más material eudista en inglés; lo hacemos con las Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor cuyo inglés es hoy la lengua principal. Eudistas en California están de la misma Provincia y pienso que una colaboración en este marco es muy importante.

En cuanto a los asociados, todavía no hay en Filipinas pero se había planteado la cuestión el año pasado acerca de la posibilidad de reunir a algunas personas; ciertamente, esta realidad de la Congregación va a detenerse en esta fundación que tiene, recordémoslo, solamente 12 años.

Las Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor trabajaron mucho por el establecimiento de una comunidad eudista a las Filipinas. ¿Se encontrará con ellas?

¡Sí, por supuesto! Hay buenas y numerosas relaciones entre las congregaciones fundadas por san Juan Eudes. Un día está previsto con las Hermanas. Además, sobre una parte de mi estancia, sr Marie-Françoise Le Brizaut estará presente para intervenir cerca de los candidatos en el tiempo especial de espiritualidad eudista. Animo mucho, aquí y por todas partes dónde paso, para reforzar las relaciones y las colaboraciones entre nuestros institutos. Estoy convencido que tenemos que recibir mucho con la manera de vivir la espiritualidad eudista por las Hermanas, por las culturas diversas, y esto vale también para la manera de vivir la espiritualidad con los asociados, en su experiencia propia.

¿Cuál es su prioridad para la fundación en las Filipinas?

Lo que es para mí prioritario es la transmisión de nuestro ADN eudista; esto se hizo desde el principio pero hay que continuar, particularmente haciendo énfasis en la formación de nuestros propios candidatos. Cuando san Juan Eudes nos pide servir de manera prioritaria a los sacerdotes, su formación y su acompañamiento, es una llamada a una gran responsabilidad, a la cual podemos responder sólo por la calidad de nuestra formación. ¡ Y esto pasa por la calidad de la formación que ofrecemos a nuestros formadores! Deseo hablar de esta parte esencial con los hermanos en las Filipinas.

Traduction du français à l’espagnol: Hermes Flórez Pérez, séminariste eudiste, Province du Minuto de Dios.

Français

English

Encuentre esta entrevista en nuestro blog CJM News