Los asociados Eudistas de Costa de Marfil, de la Provincia de África, invitan a compartir esta oración cuyo tema es la Natividad de Jesús según el Cardenal de Bérulle (Opuscules de piété, Rotureau, éd. Aubier, 1943.)

DEL NACIMIENTO Y LA INFANCIA DE JESÚS EN MARIA Y FUERA DE MARIA

Así como el nacimiento y la infancia de Jesús en María tiene sus milagros, su nacimiento e infancia fuera de ella tiene también los suyos. Porque es anunciada por los ángeles, honrada con una nueva estrella, adorada por los reyes; espanta a Herodes, santifica a los inocentes, etc. Una de las marcas (señales) de su poder es que devuelve la impotencia en poder.

El niño Jesús hecho hablar a los hombres y los ángeles, y es en silencio. La Virgen es en silencio por el silencio de su Hijo; le pertenece a la Virgen, más que a alguien, de hablar de su Hijo, y no obstante queda en silencio, silencio de adoración y de transformación.

Mientras que el Hijo de Dios es en silencio y también en incapacidad de hablar a causa de su infancia, debemos hablar para él, y debemos hablar de él, ya que es para nosotros que está en este estado humilde de silencio y de impotencia; porque por su ser limpio y por su nacimiento eterno, es el poder, la palabra y la sapiencia de su Padre. Reconociendo pues lo que está en la Divinidad, contemplemos esto que se digna estar en nuestra humanidad, y veamos que es el poder de su amor y la grandeza de su acogida, que lo reduce a este estado de pequeñez y de impotencia. Adoremos, admiremos un estado tan abyecto en un ser por muy grande, y tal debilidad en tal poder.

Meditación

Oración: Ave Cor

Canto.

Français

English

En nuestro blog CJM News puede realizar esta oración