Hermanos y hermanas, queremos saludarlos unidos en el corazón de Jesús y María. En este día solemne dedicado a San José, los asociados y amigos de la viceprovincia de África compartimos con ustedes nuestra meditación.

Descargar en PDF